Etiquetas

, , , , , , , ,

Desayunaba algo esta mañana ante la tele. Pillé ya en sus últimos minutos, en La 2, un documental sobre la Historia de EspÁña, centrado en el trienio liberal, unos años después de la Constitución de 1812 y todo lo que pomposamente se supone que celebramos, sin un duro, este 2012, que poco a poco se va sin ser ni la sombra de ese revulsivo que iba a ser para Cádiz. La voz en off, del reportaje, cerró apoyándose en un cuadro de Goya, que recordé vagamente de aquellas clases de Historia del Arte en el instituto. Pero entonces no lo miré con los ojos de hoy.

¡Coño!, es verdad, es una de las metáforas más acertadas que nunca se ha podido plasmar de este asfixiado y asfixiante país, que ahora se mantiene distraído y anestesiado con eso de las medallitas olímpicas, como si los metales al cuello de dos o tres enchandalados fueran a solucionar algo este ruinaso al que nos está abocando tanto tonto del culo con corbata (y asesor pagado por todos).

Vuelvo a la pintura, que será de 1820, más o menos: ‘Duelo a garrotazos’ parece que le llaman los entendidos. Abajo la pego (obtenida de la Wikipedia, no sé si he hecho bien o mal). El tópico de las dos Españas, a ostias; la izquierda y la derecha, los vendidos al PSOE y los del PP, los fanáticos del Barça y los del Madrid, los que se ponen patosos a base de ron y los del güisqui… Sí, es una interpretación muy simplista, lo admito; como también entiendo que hay (la hay, ¿no?) una tercera EspÁña, cada vez más amplia, numerosa y crítica, que siente vergüenza ajena ante el resto del mundo mundial por esos dos tercios de borregos, de un lado y de otro, que con sus peleítas de patio de colegio (si al menos lucharán como en el cuadro del aragonés…), ayer y hoy, mantienen a este país en el fango, como los protagonistas semienterrados de la obra de arte de Goya.

Él huyó de este lodazal patrio hace casi dos siglos, ante la restauración de la monarquía absoluta de Fernando VII. Ahora que seguimos inmersos en otro absolutismo disfrazado, a los de esa tercera EspÁña les arengo: o comenzamos a dar bocaos a tanto tonto del culo al este y al oeste, o vamos haciendo la maleta… por supuesto metiendo dentro, junto al cepillo de dientes y unos mudas, este cuadrazo, los grabados sobre los desastres de la guerra y al enigmático perro semihundido.

Riña a garrotazos

Anuncios